“Yo soy el que recuerda

aunque no queden ojos en la tierra

yo seguiré mirando

y aquí quedará escrita

aquella sangre,

aquel amor,

aquí seguirá ardiendo,

no hay olvido,

señoras y señores,

y por mi boca herida

aquellas bocas seguirán cantando”.

La memoria nos ayuda a iluminar el presente y a generar el futuro en la vida de los pueblos. Es necesario que todos los integrantes de la sociedad asumamos el compromiso de trabajar en forma permanente contra el olvido, así como también contra todas las formas de falsificación o negación de lo que nos ocurrió en el pasado.

Que el recuerdo nos permita construir desde la crítica y la reflexión, una sociedad más justa, democrática y tolerante, respetuosa de las diferencias políticas y culturales y de los derechos de los semejantes.

Integrantes del Honorable Concejo Deliberante de Tornquist

.