Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

Un viejo conocido vuelve al ruedo automovilístico. Hablamos del piloto pigüense Fernando Gomez Fredes, quien este fin de semana, en “El Villicum” de San Juan, se reencontrará con su primer amor: la Clase 2 del Turismo Nacional.

Autódromo de General Roca, 4 de septiembre de 2011. Aquel día, el volante regional culminaba 12° en la prueba final de la divisional menor ganada por el cordobés Facundo Chapur. Lo que en ese momento se trataba de un pequeño intervalo, se prolongó a una inactividad de casi 8 años…

“Todos dicen que esto es como andar en bicicleta, uno nunca se olvida. Pero ha cambiado mucho todo y voy a necesitar tiempo de readaptación”, dejó en claro Gomez Fredes, quien en la temporada 2004, a bordo de un Volkswagen Gol, alcanzó la cúspide tras pintar el N°3.

El pigüense, quien en el mientras tanto despuntó el vicio en el Karting del Sur, retornará al mando del Chevrolet Corsa propiedad de la familia Torres, alistado por Juan Ignacio y propulsado por Sergio; unidad que tripulara antaño, y con buen suceso, Juanchi.

“Hace mucho tiempo que no compito a nivel nacional. Desde el día que me bajé, no volví a subirme a un auto de carreras. Y si bien estoy en actividad con el karting, tratando de mantener vivos los reflejos y el entrenamiento, el auto de carreras es otra disciplina”, contó Fernando.

“Ayer (por el sábado), estuve tratando de ponerme nuevamente en sintonía con la velocidad (NdR: probó en Pigüé), los mandos y con todo lo que ha avanzado un vehículo de Turismo Nacional. Los autos cambiaron mucho, son más rápidos y tienen elementos de última tecnología. Por ejemplo, la caja de cambios secuencial, incrementa bastante la velocidad. Y, lógicamente, en todo este tiempo, avanzaron en todo sentido”, remarcó.

Además del desempeño conductivo de Gomez Fredes, otra de las incógnitas será el rendimiento de la herramienta mecánica, la cual, por razones obvias (se utilizó por última vez en 2013), debió ser sometida a un proceso íntegro de actualización.

“Con la incorporación de la caja actual, la actualización del motor y el resto de las piezas modernas, el auto por suerte quedó bárbaro. Hay algunos detalles normales por corregir tras la modificación, pero quedó como nuevo. La prueba nos sirvió mucho, porque nos permitió ver los puntos a mejorar de acá al fin de semana”, analizó.

“San juan (El Villicum) es un circuito nuevo y, por lo que pude ver, muy técnico; con dos rectas de mucha velocidad y una parte muy trabada, donde habrá que estar muy atentos. Será una prueba de fuego, ya que allí tomaremos referencias de nuestro nivel. Por una parte, Sergio y Juan (Torres) están muy entusiasmados con el andar del auto, ya que creen que estará a la altura y que será rápido. Pero, por otro lado, al no haber otro auto de ese modelo compitiendo, será difícil tener un parámetro preciso”, cerró.

El retorno oficial de Fernando Gomez Fredes a las pistas, se producirá el próximo viernes, de 13:40 a 14:10, momento en que se ponga en marcha la primera tanda de entrenamientos de la Clase 2, válida por la tercera fecha del certamen.