Visitó Tornquist este martes Alberto Calvo, responsable de Relaciones Institucionales de la Fundación Colsecor, de la que la Cooperativa Eléctrica Limitada de Tornquist es parte.

Durante su estadía en Tornquist, Calvo se reunió con el Consejo de Administración de la CELT, encabezado por su presidente Alberto Rubio, y dialogaron sobre el relevamiento social que vienen llevando a cabo desde 2020.

“La CELT fue una de las primeras cooperativas de la provincia que confió en la integración cooperativa. Hablábamos de la importancia que tiene en el cooperativismo poder desarrollar proyectos con confianza y, en ese marco, tiene que ir a su origen, donde Colsecor empezó a dar sus primeros pasos y donde la CELT pudo permitirnos extender esta integración de la economía social que fue generando distintos desafíos”, dijo el dirigente.

“Hace 27 años, el objetivo era constituir la economía de escala en cuanto a la televisión por cable, luego el rediseño de todo lo que es la matriz tecnológica para salir de lo analógico e ingresar en lo digital, y por otro lado, un desafío con una nueva agenda cooperativa que necesitaba constituirse en un nuevo ámbito. La CELT nos acompañó en la decisión la formar la Fundación Colsecor, que la preside de manera honoraria el expresidente de Uruguay, José ‘Pepe’ Mujica, que la componen 270 entidades de 20 provincias y donde desarrollamos esta agenda productiva de mucha proximidad de Argentina tierra adentro”, añadió.

En ese sentido, afirmó: “Entendemos que tenemos que planificar nuestros proyectos para, de alguna manera, generar un equilibrio en una Argentina que tiene un enorme desequilibrio en cuanto a densidades poblacionales altamente concentradas. Ya no solo es el Conurbano Bonaerense, son los conurbanos en la Argentina, con millones de argentinos agolpados en pequeñas superficies, donde se reduce el hábitat y la calidad de vida”.

“Lo que tenemos como evidencia es que, en la pequeñas localidades, esto (calidad de vida) es posible porque hay mayores niveles de integración de inclusión y, en esto, tiene que ver el trabajo cotidiano de nuestras cooperativas asociadas”, comentó.

“Por eso –continuó- la idea con nuestra fundación y nuestras cooperativas, es poder hacer un trabajo de organización informativa para producir un conocimiento, para poner de manera relevante estas realidades de esta Argentina profunda que merece ser contada, informada y considerada para la definición para un estado nacional mucho más equilibrado, para producir el federalismo, que muchas veces existe en los papeles pero no siempre sucede en las prácticas”.

Al respecto, Calvo subrayó que “la CELT se incorporó en el momento más difícil, en el 2020, en el primer año de la pandemia, para hacer este proyecto de relevamiento social comunitario y de la infraestructura económica. Afrontaron el desafío y lo llevaron adelante. En el segundo año, el relevamiento fue de las dimensiones sociales, donde relevamos la infraestructura educativa, de salud, de cultura y de deportes, cuatro dimensiones claves para entender este contexto de excepción de la pandemia. Y ahora, estamos organizando lo que viene, que es el tercer módulo referido a las instituciones de la sociedad civil y el sector público local”.

“La generosidad de este proyecto es clave. Porque se puede vincular este conocimiento, establecer para pensarlo juntos y genera una aprovechamiento de estos datos”, destacó y resaltó la importancia de “tener una información que sea pedagógica, que ayude a generar un proceso de aprendizaje colectivo; nuestras instituciones tienen un patrón cultural que guía las acciones y nos lleva adelante estos proyectos”.